Correr para adelgazar: “Me puse una fecha de inicio y no volví a mirar atrás”

Me llamo Tegan Sulc y tengo 29 años. ¡30 en marzo! Nunca tuve sobrepeso de niña ni en mi adolescencia, pero cuando cumplí los 18 empecé a salir, bebía cada fin de semana y comía todo lo que me apetecía. ¡La comida me hacía sentir bien! Empecé a ganar más y más peso hasta que llegué a pesar 108 kg.

A lo largo de los años intentaba perder peso y de hecho lo conseguía. Perdía unos 9-11 kilos, pero siempre los volvía a ganar. Mi motivación a la hora de perder peso era siempre temporal, por unas vacaciones, algún evento especial, etc. Cuando llegaba a mi objetivo volvía a mis viejos hábitos.

El año pasado me observé a mí misma y me di cuenta de que éste era un problema mucho más que físico. Era el último año de mi veintena y sabía que tenía que hacer algo. ¡Mi vida tenía que cambiar! Necesitaba darle a mi vida un cambio enorme. Quería ser feliz y saludable. Quería energía y necesitaba sentirme bien por dentro y por fuera, así que escogí una fecha: el 4 de enero de 2016. EL DÍA. El día en que iba a cambiar mi vida para siempre. Y desde entonces no he vuelto a mirar atrás.

Me uní a la Asociación Cristiana de Jóvenes donde trabajaba mi marido. ¡El 4 de enero estuve haciendo bicicleta elíptica durante 20 minutos y creí que me moría! Pero no, ¡no me morí! Después me senté en una silla esperando a que saliera mi marido. Estando sentada, vi un póster que anunciaba unas carreras nocturnas que se hacían en mi ciudad y que se celebraban en marzo. ¡Siempre me había parecido que tenían que ser muy divertidas! Me dije a mí misma: “¡Creo que me gustaría participar!”. Así que al día siguiente en el trabajo le pregunté a una amiga, que era runner desde hace 18 años, si le gustaría participar y entrenarme. ¡Se emocionó muchísimo! Antes de que me diera tiempo de echarme atrás, ya nos habíamos inscrito. Lo siguiente que pensé fue: “Bueno, supongo que debería intentar correr al aire libre”. ‘Así que a la mañana siguiente me até los cordones de las zapatillas y ¡allá me fui! Me acuerdo de esa mañana como si fuera ayer. Hacía bastante frío, ya que era enero en Alberta, Canadá. ¡Pero eso no me iba a parar! Esta vez no me detendría nadie. Salí. No había corrido ni una manzana cuando me tuve que parar y empezar a caminar. “No pasa nada”, me dije a mí misma. Objetivos pequeños. Así que empecé a dar más y más de mí. Correr una manzana más, llegar hasta la papelera que hay en la esquina, llegar hasta casa de mamá antes de parar. Antes de que me diera cuenta ya había llegado a todos estos objetivos. ¡Corrí la carrera nocturna de marzo y terminé la carrera! Aquella carrera de 5K dio paso a unos 10K y los 10K a una media maratón en octubre. El peso empezó a bajar y empecé a ganar fuerza y a construir masa muscular. Dormía mejor y estaba más feliz. Tenía más autoestima. ¡Estaba tomando las riendas de mi vida! Un año después, ¡aquí estoy contando mi historia en Runtastic, la app con la que registro mis carreras! Quería contar mi historia de SUPERACIÓN y lo hice. Perdí 33 kg y 91,4 cm en 9 meses. Cambié mi cuerpo, mi mente, me volví una persona saludable y alcancé mis metas. ¡Empecé una vida nueva de cero! Pero mi camino aún no ha terminado. Éste será un camino que recorreré durante el resto de mi vida. Mi siguiente objetivo es correr una maratón entera, en mayo. Será lo más difícil que haya hecho en mi vida. Pondré a prueba mis habilidades, tanto físicas como mentales. ¡Yo puedo!

La última parte de mi historia es un mensaje para todos los que quieran hacer un cambio en su vida. Puedes hacerlo. La mente es una herramienta más que poderosa. Una vez que te conciencias, el cuerpo ya se vuelve fuerte y podrás lograr lo que te propongas. Gracias, Runtastic, por acompañarme en mi camino.

fuente: https://www.runtastic.com/blog/es/historias-de-superacion/correr-para-adelgazar-me-puse-una-fecha-de-inicio-y-no-volvi-a-mirar-atras/?utm_content=blog&utm_source=runtastic&utm_medium=email&utm_campaign=newsletter&utm_term=2017-03-05

Post Author: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *